fbpx

Search

Christian Albarracín

La exposición Poder Volver es una invitación para acercar el universo del juego y la niñez a las experiencias que vivimos en la infancia y que en la adultez perdemos y añoramos recordar. ¿Por qué robar a estas inocentes criaturas de las alegrías que pasan tan deprisa? Esta pregunta que formula Rousseau sobre la educación de los niños, nos refiere al proceso a través del cual la sociedad insiste en prevenir al futuro adulto de ser esclavo de malos hábitos o de corromperse. Allí de esta idea, emerge la reflexión sobre la etapa de la infancia que pasa muchas veces limitada por las reglas de comportamiento en sociedad y las imposiciones de los modelos de desarrollo sobre el ser humano.

En la primera exposición individual de Albarracín la pregunta por la niñez se apoya en la representación de corporalidades y eventualidades que interactúan desde el juego y el juguete, desde la simbología que constituye un lugar de representación de la infancia. Allí donde la memoria no llega, se proponen estrategias para recordar, para incorporarnos en nuestra propia historia, para pensar en esa etapa de la vida en la cual nuestra percepción y relación con el mundo se configura desde la libertad. Más que un conjunto de cuerpos de niños y juguetes, son pequeños fragmentos de recuerdos personales e íntimos que retornan con alegría y juego, pero también con nostalgia y añoranza, con rupturas y perdidas. 

El tema de la niñez y el juego hace parte de la serie Sujetos de ciudad, la cual está inspirada en presencias y situaciones diversas en el espacio público, en donde el artista a partir de las fotografías que realiza y encuentra en las redes sociales, sustrae las formas y personas de los contextos urbanos que los contiene, para así devolverles su corporalidad a través de la escultura. Es así como desarrolla una obra que, a partir del trabajo por capas de papel, conforma unas geografías corporales. Un ejercicio metódico y preciso que desemboca en manifestaciones de objetos y cuerpos, generando lugares habitados por las presencias y con los cuales los públicos pueden convivir.

Explorar exposición

Christian Albarracín
Niño con cohete

Composiciones tridimensionales en capas de papel
Niño: 50 cm x 31 cm x 35cm
Cohete: 62 cm x 31cm x 26 cm
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niña abrazando peluche azul

Composiciones tridimensionales en capas de papel
50 CM X 27 CM X 31 CM

Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niño sentado en balón rojo

Composiciones tridimensionales en capas de papel
55 CM X 24 CM X 32 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niño con balón de fútbol

Composiciones tridimensionales en capas de papel
70 CM X 30 CM X 14 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación pared

Christian Albarracín
Niña con juguete rosado

Composiciones tridimensionales en capas de papel
70 CM X 20 CM X 17 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación pared

Christian Albarracín
Niña abrazando peluche amarillo

Composiciones tridimensionales en capas de papel
50 CM X 35 CM X 30 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Robot

Composiciones tridimensionales en capas de papel
55 CM X 24 CM X 18 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niña bailarina

Composiciones tridimensionales en capas de papel
77 CM X 33 CM X 36 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niño con auto

Composiciones tridimensionales en capas de papel
Niño: 80 cm x 28 cm x 25cm
Batimovil: 14 cm x 25cm x 55 cm
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niña sentada con peluche azul

Composiciones tridimensionales en capas de papel
50 CM X 51 CM X 65 CM

Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base

Christian Albarracín
Niño superhéroe

Composiciones tridimensionales en capas de papel
70 CM X 58 CM X 85 CM
Edición de 7 más 1 prueba de autor
Instalación base