Tipos de exhibiciones de arte

23 agosto, 2022

Al momento de plantearse una exhibición o muestra de arte, es importante iniciar teniendo claro qué se quiere lograr, qué intención tiene y qué papel va a jugar el público con ella. Si bien se puede hacer una clasificación de las exhibiciones de arte por su temporalidad, permanente o temporal, o por su contenido, temáticas, generales, antológicas, monográficas, conmemorativas, o lúdicas, en la concepción del objetivo está el corazón de su razón de ser.
El público juega un papel fundamental en el planteamiento de este objetivo, por lo que pensar en las reacciones es un primer paso para generar un objetivo. Partiendo de esto, el concepto, la estética y el significado de las obras se suman a un todo que permite categorizar los distintos tipos de exhibiciones de arte:

Exhibición como comunicador de conceptos:

Esta exhibición nace de una idea, una teoría o un mensaje muy específico que se quiere transmitir al público y este concepto que engloba todo es su objeto principal. Más allá del arte plástico o del performance que se materializa, la idea o el mensaje es el alma de la exhibición; se apoya de recursos como textos, imágenes, videos, etc. que ayudan a que el espectador entienda la intención de lo que lo rodea en la muestra y, por lo general, busca tener una intención final que genere reflexión, eduque o inspire a quien atiende dicha exhibición.

Exhibición inmersiva:

Evoca o expone un momento o hecho en específico del cual se quiere hacer parte al espectador. Su elemento principal es la creación de un ambiente inmersivo que genere interés y haga sentir a quien la visita parte de esta. Tiene como objetivo hacer que el público sea capaz de transportarse simbólicamente y se haga sentir parte de algo en específico, haciendo que se sensibilice y se contextualice con la exhibición y su mensaje.

Exhibición centralizada en el objeto:

En esta exhibición el objeto central son las obras de arte que se encuentran dentro del lugar de exhibición. Se espera que en esta muestra cada espectador pueda hacer su interpretación personal de las obras, pero a su vez, puedan tener el apoyo de la intención original que tuvo el artista; se debe tener cuidado con que el valor estético y plástico de la obra tenga mayor importancia que los objetos de apoyo.
Se hace un trabajo de curaduría que permita que la exposición de objetos materializados impacte de la mejor manera al espectador, teniendo como objetivo principal despertar el mayor interés posible en la exhibición. En esta, se espera que la selección de obras capte la atención del público y que la representación de las obras de arte hable por sí mismo, es decir, que tenga el poder suficiente para impactar intrínsecamente. A cada obra se le da su espacio dentro de la exhibición, todo planeado, organizado e investigado previamente para tener como función final la centralización del objeto en la muestra de arte.

Exhibición centrada en la interacción:

En este tipo de exhibiciones no es la idea, ni el concepto, ni la obra en sí los objetos que buscan cautivar, sino que la intención está en la reacción e interacción que el espectador tiene con el espacio. Se busca condicionar o generar una respuesta en específico por parte del público, usando como medio estímulos que invitan al participante a unificarse con lo que tiene alrededor y se le permite manipular e interactuar con los objetos que desea. La voz y opinión del espectador se convierten así en el objeto central de la muestra, generando un ambiente en el que el veredicto, la interacción y los sentimientos del público son el propósito final que se estudia en la exhibición.

Exhibiciones híbridas:

Si bien toda exhibición nace de una intención o un objetivo final que hace que categorizarlas por sus tipos y modelos sea pertinente, una exhibición de arte puede tener distintas razones de ser sin necesidad de aferrarse a una en específico, lo cual permite el estudio de los modelos híbridos, siendo estos unos modelos que toman elementos de distintos tipos generales de exposición y plantean una lista donde se quieren lograr distintos objetivos, haciendo que categorizar este modelo en uno se quede corto. Este se puede dar en el momento en que no hay una sola finalidad dentro de una sala, o en el caso en el que hay una muestra amplia dividida por salas o momentos que plantean distintos modelos o finalidades.

Entender una exhibición va más allá del valor estético que esta tenga: el saber cómo nos relacionamos con ella nos lleva a involucrarnos, pues saber que el espectador hace parte de esta sea directa o indirectamente es fundamental, por eso se debe tener siempre presente que como público ante una exhibición se está contribuyendo al crecimiento artístico de un lugar.

La Galería Duque Arango invita a su público a ser partícipe del arte y que habiten la galería como objeto activo y reflexivo del arte que se expone mediante sus exhibiciones de arte.
Visítanos de lunes a viernes de 9:00 am a 4:00pm y los sábados de 9:00am a 12:00pm.
Carrera 37 #10 a -34. El Poblado, Medellín.
Instagram: @duquearangogaleria

También podrías leer

Botero, diálogo con Picasso

Botero, diálogo con Picasso

El 24 de noviembre de 2017 hasta el 11 de marzo de 2018 en el Hôtel de Caumont en Aix-en-Provence, se llevó a cabo la…
Olga de Amaral: tejidos de un mundo interior

Olga de Amaral: tejidos de un mundo interior

«Mis tejidos han sido mi libertad» Vida y obra: arte y artesanía Olga de Amaral nació en junio 10 de 1932 en una familia antioqueña…